La Policía Nacional en Almería ha detenido a 9 rumanos que se dedicaban a hurtar en establecimientos de ropa, droguería y perfumería

 

Agentes de la Policía Nacional en Almería han detenido a nueve personas por un delito de hurto.

Los hechos ocurrieron en el Centro Comercial Torrecárdenas, donde los autores consiguieron hacerse con prendas de ropa y artículos de perfumería por un valor de unos 1.500 euros.

Los agentes fueron informados por los vigilantes de seguridad del Centro Comercial Torrecárdenas de la presencia de un grupo de personas que llevaban varios días perpetrando hurtos en diferentes establecimientos.

Una vez personados en el lugar se activó un dispositivo de vigilancia por parte de los agentes, con la colaboración de los vigilantes de seguridad, logrando localizar en un primer momento dos vehículos y cinco personas.

Tras abandonar el Centro Comercial, los vehículos en los que viajaban estas  personas fueron interceptados, procediendo a la identificación y cacheo tanto de ellos como de los coches, localizando dos bolsos con el interior forrado con cinta aislante, para inhibir alarmas, varias tijeras pequeñas, un imán para quitar alarmas y dos ganchos para quitar alarmas, varias alarmas de prendas de ropa y perfumería, así como de un listado de las diversas perfumerías, junto con sus direcciones, de Almería.

Pasadas unas horas fueron nuevamente informados que había otras cuatro personas que estaban cometiendo hurtos de la misma forma y en el mismo lugar que los cinco detenidos anteriormente, por lo que se activa nuevamente el dispositivo de vigilancia, procediendo a la detención de los autores.

Modus operandi

Los detenidos forman parte de un entramado itinerante dedicado a cometer hurtos en distintas localidades. Los hurtos son realizados en tiendas de ropa, pero sobre todo en perfumerías.

Los autores se desplazan en vehículos a la localidad donde van a cometer el delito, permaneciendo en la misma varios días.

Una persona se queda en el vehículo y el resto comete los hurtos, llevando los objetos al coche periódicamente  para así evitar que si son sorprendidos les encuentren los objetos sustraídos encima.

Se trata de una banda itinerante.

Los detenidos han pasado a disposición judicial, acusados de un delito de hurto.

Salir de la versión móvil