El PSOE de Andalucía critica que Moreno Bonilla deje sin invertir casi 1.500 millones en 2021 por “incapacidad” cuando “más lo necesitaban” servicios públicos, sectores económicos y familias

El secretario de Economía y Hacienda del PSOE de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, avisa de los “regalos fiscales” de Moreno Bonilla a “los muy ricos” La deuda de la Junta crece en 1.200 millones pese a recibir 3.000 millones adicionales, principalmente del Gobierno de España

El secretario de Economía y Hacienda del PSOE de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha criticado que el gobierno de Moreno Bonilla haya dejado sin invertir un total de 1.479 millones en 2021 por su “incapacidad manifiesta” y precisamente en una etapa de especial necesidad para los servicios públicos, los sectores económicos y las familias.

Ramírez de Arellano ha lamentado la “falta de compromiso” del Gobierno de Moreno Bonilla, que queda ratificada con los datos hechos públicos por el Ministerio de Hacienda del Gobierno de España respecto al avance de la ejecución del presupuesto de la Junta de Andalucía de 2021. En este sentido, la Junta contaría con un déficit de 305 millones (-0,19% del PIB) y una deuda que crece en 1.200, un 23,2% del PIB, con lo que “crece el déficit y sube la deuda, mientras el gobierno de Moreno Bonilla continúa con sus regalos fiscales millonarios a los muy ricos”, tal como resalta el socialista.

En este sentido, Ramírez de Arellano ha calificado de “desastrosa” la ejecución del presupuesto de 2021 por parte de Moreno Bonilla en un momento en el que “las necesidades eran perentorias y los recursos abundantes”, teniendo en cuenta los recursos adicionales con los que ha contado y mayoritariamente provenientes del Gobierno de España. “La Junta ha recibido 3.000 millones de euros adicionales durante el ejercicio, muchos de ellos contando con la facilidad de no computar a efectos de cumplimiento de las reglas de estabilidad y pudiendo ser ejecutados en ejercicios posteriores sin computar como superávit”, ha explicado.

Pese a esos 3.000 millones y un superávit no financiero de 1.479 millones, “la Junta de Andalucía ha cerrado el ejercicio 2021 con un déficit de 305 millones y un aumento de la deuda de casi 1.200 millones, dando síntomas de nuevo de una deficiente capacidad de gestión, como en el resto de los ejercicios de la legislatura”, ha dicho Ramírez de Arellano.

Para Arellano, esta situación ratifica la línea denunciada por el PSOE-A a lo largo de 2021 “de falta de compromiso del gobierno de Moreno Bonilla en la ejecución del presupuesto” pese a existir necesidades que cubrir y tener recursos suficientes para afrontarlo.

Así, ejemplos de esa acción, tal como ha advertido el socialista, son el despido de más de 8.000 profesionales sanitarios, los retrasos en las medidas de protección del empleo o la inejecución de las ayudas a empresas y autónomos. También ha lamentado el retraso del gobierno andaluz a la hora de implementar las medidas acordadas en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, impulsadas por el Gobierno de España, “muchas de ellas con una importante repercusión social”. “Moreno Bonilla ha tomado estas decisiones pese a tener plena conciencia de la situación existente”, ha apostillado.

Salir de la versión móvil